Tissot T Classic Luxury Powermatic 80 - Reseña de Atrapando el Tiempo
Reproducir vídeo

¿Tan bueno como parece?. Tissot T Classic Luxury Powermatic 80

Tissot T Classic Luxury Powermatic 80

Hey! ¿Qué tal? Bienvenido a Atrapando el Tiempo.
Mi nombre es Pablo y hoy vamos a hacer una review de este Tissot T Classic Luxury. Un suizo de buena factura y precio razonable que equipa un calibre Powermatic con nada menos que ochenta horas de reserva de energía. Pero, ¿es tan bueno como parece? Veámoslo.

Un breve repaso sobre la historia de Tissot

Tissot es una marca de relojes Suiza que nació en la localidad de “Le Locle” en el año 1853, fundada por el relojero Charles Emilian Tissot y su hijo.
Actualmente es propiedad del grupo Swatch, el mayor productor y distribuidor de del mundo de relojes suizos, que agrupa marcas como: Omega, Longines, Tissot, Breguet, Blancpain, Glashütte Original, Cetina, Mido, Rado, Hamilton, Swatch, etc. Además, también son los fabricantes de los famosos calibres ETA.

Yo diría que Tissot es a la relojería Suiza lo que Orient a la Japonesa, es decir, te ofrecen una notable calidad a un precio inferior a su competencia, es este caso, hablando de relojes suizos mecánicos.

Lo primero que te queda claro es que hablamos de una empresa, como todas las del grupo Swatch, que se preocupa mucho por trabajar el reconocimiento de marca. En la misma caja te hacen ver su historia de una forma muy original. Primero el envoltorio con la evolución del logotipo a lo largo de los años y después, al abrir la caja podemos ver unos desplegables con la evolución de la fábrica. Tampoco es que se trate de un envoltorio lujoso ni nada parecido, esto es cartón reciclable, pero la verdad es que consiguen una presentación con encanto.

Hablemos del reloj

Encontrar un reloj Swiss Made, con movimiento tan demostradamente eficaz como el Powermatic 80, con esta calidad de materiales y acabados que incluyen lo clásico en un suizo; acero 316, cristal de zafiro, correa de piel con cierre de mariposa, movimiento expuesto en la tapa etc, por menos de quinientos euros no es una tarea nada fácil.

Características principales de la esfera y la caja

Tiene una esfera que recuerda mucho a los relojes de mediados del siglo pasado pero, con unas medidas actuales pues tiene 41 mm de diámetro y solo 9,5 mm de alto, por lo que cumple a la perfección como reloj formal. De hecho es la medida que más le gusta a mi muñeca en este tipo de relojes más serios aunque también, funciona perfectamente como reloj casual.

Porque si lo miramos por el lateral, ese patrón a cuadros en relieve que adorna la carrura, le da ese toque que yo diría que, por un lado es elegante, pero por otro también tiene un aire racing por así decir. Creo que lo conecta de alguna forma con el mundo del automóvil. De hecho a mí el dial me recuerda a los velocímetros de los coches de aquella época, de los años 50 o 60. Solamente le falta la escala numérica en Km/h para ser tal cual. Es muy simple, pero a la vez tiene esa magia de lo retro bien interpretado.

Al no llevar rehaut le da mayor profundidad a esos anillos concéntricos que conforman la esfera son de distinto diámetro y además, están a distintas alturas lo que le da ese aspecto tan conseguido sobre todo cuando lo contemplas en vivo, las fotos como suele pasar no le hacen honor a la belleza minimalista de esta preciosa esfera.

Índices

Los índices aplicados en cada hora tienen una ligera forma trapezoidal y dos facetas claramente marcadas. La superior más pequeña toca el anillo donde van pintados el resto de marcadores que nos indican los minutos. La faceta más alargada asciende hasta el segundo anillo de la espera que está a mayor altura.

Por su disposición y forma, parece que más que para indicarnos las horas, estuvieran ahí para sujetar esas dos partes del dial.

Lo cierto es que esa esfera a distintas alturas, los facetados de indicadores y manecillas, no paran de jugar con la luz de una manera tan sutil como elegante.

Manecillas y dial

Las manecillas de horas y minutos son de tipo bastón estrechas y bastante alargadas. Los únicos números que podemos ver en el dial no tienen nada que ver con horas o minutos, pues hacen referencia al año en el que se fundó la marca, 1853, al tipo de calibre que emplea, el Powermatic 80 y al día del mes que podemos ver en el fechador a las tres. Un poco más separado del exterior de la caja de lo habitual, pero muy bien integrado en la esfera central del dial. Tiene un borde metálico en todos sus lados que marca la fecha con elegancia.

Caja del reloj

Aparte de la esfera, que ya he dicho que me encanta, también la vista lateral de este reloj me parece muy lograda. Sobre todo por ese patrón de rectángulos en tres caras que le da un encanto especial a una zona de la caja que no suele ir decorada. También por esas asas cepilladas en distinto sentido y con el labio central pulido, igual que el bisel.

Da igual por donde la mires, la caja al igual que la esfera, no para de jugar con la luz muy elegantemente.

Tapa con movimiento expuesto

Por detrás, sigue siendo tan bello como por delante, ese movimiento tan afamado está expuesto por una gran ventana. El rotor ocupa una gran parte del espacio, pero al menos lo han decorado con un grabado a láser de ondas que también llevan algunas partes del calibre.

La mayor parte de las piezas son aceradas, pero también hay engranajes y otras piezas de color dorado y bronceado.

En la parte metálica de la tapa, que es pulida y brillante, podemos ver lemas y referencias propias del modelo, entre otras; que está hecho de acero inoxidable, que resiste al agua a 5 bares y que lleva el cristal de zafiro.

Correa

La correa es de piel de un color marrón ciertamente inusual. También tiene, no sé cómo definir, es un toque retro el propio color de la correa. Imita cocodrilo y tiene cierre de mariposa. Es de bastante buena calidad y el pespunte que la recorre por sus lados, le da ese toque quizá no tan elegante, pero más casual que tan bien le queda.

En conjunto me parece un reloj de una belleza retro minimalista que enamorará a quienes como yo, gusten de los diseños vintage. Es difícil conseguir más con menos y creo que eso es lo que mejor define a esta pieza.

Calibre Powermatic 80

Y ahora vamos a hablar un poco del corazón de la bestia. Este Powermatic 80 que en realidad es una evolución del archi afamado ETA2824-2 y tiene una curiosa historia detrás.

¿Cómo nació este calibre?

En el año 2006 el grupo Swatch anunció que dejaría de suministrar calibres ETA a su competencia. Esto provocó un gran revuelo entre las compañías que no tenían movimientos in house, es decir, elaborados por ellos mismos, e hizo que interviniera la Comisión de la Competencia Suiza para investigar si ETA, como empresa monopolística, podía dejar de suministrar movimientos a otras compañías.

La WEKO sigas en alemán de esa comisión, decidió que sí había posición de monopolio y acordó con el grupo Swatch, ir rebajando gradualmente el suministro de sus calibres hasta el año 2019, dando tiempo a otros proveedores a desarrollar su producción y a sus clientes a buscar suministradores alternativos.

Y así es como a aprovechando que la patente del ETA2824-2 había caducado, surgieron los: Sellita SW200-1, el STP1-11, el Valanvron VAL-24, o el Seagull ST2130. Todos ellos clones con ligeras variaciones del calibre de ETA.

Powermatic, una de las evoluciones del ETA2824-2

También este powermatic que es una evolución de ese icónico movimiento pero esta ya desarrollada por el propio grupo Swatch y pensada para equipar en explusiva los relojes más accesibles de sus marcas como Certina o Tissot.

Lo cierto es que consiguieron algo que pocos o nadie pueden ofrecer. Un movimiento de calidad con una reserva de marcha de ochenta horas y con un precio muy competitivo. Pero para ello tuvieron que tomar decisiones que han sido muy criticadas por algunos aficionados a la horología.

Frecuencia

La primera fue bajar la frecuencia de 4Hz a 3Hz, es decir, pasar de 28.800 alternancias hora. Esto, para quien no lo sepa, tiene que ver con el movimiento de la manecilla del segundero. En el primer caso, avanza 8 pulsos cada segundo y al bajarlo a 3Hz, solo lo hace en seis pulsos, por lo que el movimiento de la trotadora es más a trompicones menos armonioso por así decirlo.

A mí ya lo digo, esto me parece una carallada. Claro que aprecio el delicado fluir de los 4Hz, pero también me gusta ese otro avanzar más torpe, pero bajo mi punto de vista, igualmente bello de los relojes de 21.600 alternancias/hora.

Áncora

Otras de las decisiones controvertidas de este calibre, fue la de construir el áncora y la rueda de escape en polímero, en vez del clásico metal o silicio que se emplean habitualmente.

Para muchos, esto es un sacrilegio, pues un reloj mecánico debe ser duradero en el tiempo y ponerle plástico en sus componentes, hace dudar a muchos de que pueda cumplir esta condición.

Hay que señalar que, esto de usar polímeros en esas piezas, solo sucede en la versión más básica de este Powermatic 80. Hay otras versiones que emplean con distintos nombres marcas como; Hamilton que le llama H-10, Mido donde se denomina Calibre 80 o Rado que ya montan el escape tradicional y también el precio de estos relojes es más tradicional, es decir, más caro.

¿Precio por encima de calidad? o ¿calidad por encima del precio?

Por mi parte diré que con los suizos me pasa como con los japoneses, que tengo mucha fe en sus relojes más allá de como los construyen y, la verdad, no creo que un grupo tan importante como Swatch, el mayor vendedor de relojes suizos del mundo, arriesgue su reputación por utilizar piezas de mala calidad. Más bien pienso que a veces los puristas quieren mantener la esencia y se cierran a los avances de la industria negando cualquier posibilidad de cambio, sin saber si realmente, puede haber mejora.

Lo que yo pienso, es que si el desarrollo tecnológico nos permite elaborar artificialmente un material tan duro y resistente como el natural, ¿Por qué no utilizarlo? En fin, solo el tiempo dará la razón a unos u otros, de momento yo, disfruto de este reloj que te permite dejarlo en la caja tres días completos y cuando echas mano de él está listo y en hora y eso pocos, o más bien nadie puede ofrecerlo hoy en día con relojes mecánicos de este precio.

Además, ya tenía un ETA 2824-2, un Sellita SW-200-1 y un STP 1-11. Lo que no tenía es la evolución creada por la propia marca que es este Powermatic 80 que aunque sea en su versión más básica, la verdad, es que yo estoy francamente contento con él.

Especificaciones técnicas de este reloj

Y para concluir ya solo nos falta dar los datos y especificaciones técnicas de este magnífico Tissot T Classic Luxury.

Es un reloj analógico de tres manecillas y fechador, está construido en acero inoxidable 316, tiene cristal de zafiro y correa de piel con cierre de mariposa. Lleva el movimiento expuesto en la tapa y monta un calibre Powermatic 80 que late a 3 Hz y tiene una reserva de marcha de 80 horas con parada de segundero y remonte manual. La referencia de este modelo es T0864071603100, otas como para aprendérsela de memoria.

Medidas

Las medidas de esta pieza son: diámetro de la caja 41mm, alto 9,5mm, lug to lug 47,8 y ancho entre asas 22mm.

Y ya nada más por ahora, espero que la reseña te haya gustado y si es así, compártela, suscríbete a nuestro canal de YouTube y participa en los comentarios. Tu colaboración nos ayuda a seguir creciendo.

Muchas gracias por estar ahí y si quieres nos vemos en el siguiente vídeo. Un saludo del equipo y hasta pronto

Puntuación del Tissot T Classic Luxury Powermatic 80

Las puntuaciones de esta sección están basadas en gustos y criterios propios del equipo de Atrapando el Tiempo, intentando ser lo más objetivos posible para trasladar una valoración lo más aproximada a la realidad. Si quieres valorar este reloj, deja tu comentario con una reseña de estrellas más abajo. 

Consigue el TISSOT T CLASSIC LUXURY POWERMATIC 80 en Amazon

0 0 votos
Valora esta reseña
Suscríbase
Notifícame cuando
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Últimas reseñas de relojes

Vídeo reseña del nuevo Orient Mako de 40mm - Atrapando el Tiempo
Orient

Nuevo Orient Mako 40mm

Nuevo Orient Mako 40 mm. No lo compres ¡Todavía! ¡Hey! ¿Qué tal? Bienvenido a Atrapando el Tiempo soy Pablo y hoy te voy a presentar

Leer más »
Citizen Tsuyosa - Reloj automático de Citizen - Review de Atrapando el Tiempo
Citizen

Citizen Tsuyosa. SERÁ UN ICONO

Un reloj analógico con tres manecillas y fechador. Su precio oficial es de 295 euros en Europa pero es relativamente fácil encontrarlo alrededor de 250 o incluso menos en Amazon.

Leer más »