Reproducir vídeo

Y así hace las cosas Orient ⛩ – Kano RA-AA0011B19B

Orient Kano RA-AA0011B19B

¡Hey! ¿Qué tal? Bienvenido a Atrapando el Tiempo. Mi nombre es Pablo y hoy voy a revisar este Orient Kano, un diver al estilo de Orient, aunando calidad, diseño y fiabilidad con un precio muy asequible.

Orient Kano vs Orient Kamasu. ¿Por qué escogimos el Kano?

Antes de empezar la reseña, debo decir que siempre que pienso en comprar un Diver o reloj de buceo de Orient, me viene a la cabeza el archiconocido kamasu, un exitazo de ventas en todo el mundo, pero un reloj que a nosotros tres nos viene pequeño.

Alex tiene una muñeca de 18,5, yo de 19 y André de 19,5, por eso es que siempre descartamos estos divers de diámetro contenido. Eso sí, siempre me queda la pena porque este reloj con la esfera en verde, me encanta. Pero bueno, como no es muy previsible que hagamos esa reseña por si quieres verlo, el Orient Kamasu, mi amigo Byron lo ha reseñado recientemente en su canal, se llama En Movimiento y allí sí podrás ver un Orient Kamasu que se le resiste Atrapando el Tiempo.

Ya dije en el primer vídeo que era una de mis primeras opciones, pero ha visto pasar por delante un Bambino, luego un Tritón, ahora un Kano y sigue estando en la caja de los deseos. En fin, ¿Quién sabe?, si algún día lo hacen de 44 milímetros…

Orient Kano: Un reloj que supera expectativas a un precio de 170 - 220 €

Ya tenía ganas de reseñar un reloj de los que no te decepcionan, después de la racha que llevamos últimamente con el Panzera, el Casioak y el Alpina, relojes completamente distintos, pero que a mis ojos comparten carencias que no me han permitido enamorarme de ellos.

Por eso digo que necesitaba traer al canal un reloj de esos que, sin ser perfectos, ni mucho menos, sí te dejan un gran sabor de boca, vaya, que ya necesitaba un Orient, una marca que siempre nos ofrece un producto cuyo valor suele estar por encima de su precio.

Y ese es el caso de este Orient Kano, un reloj con pequeños defectos, pero con muchas más virtudes que lo hacen brillar y a diferencia de los otros, te permite que le ganes cariño.

Empezaré por su precio, este reloj se puede encontrar por entre 170 y 220 euros en muchas webs, en distintos colores y materiales.

¿Cómo llegó a nosotros este Orient Kano?

La historia de este reloj de Orient es curiosa. Estábamos valorando su compra y buscando la mejor oferta sabiendo que lo queríamos en este color, granate en el bisel y la esfera negra mate.

En esas estábamos cuando nos llegó un email de un amigo del canal ofreciéndolo, pues necesitaba el dinero y en Wallapop, Milanuncios y esas plataformas, le estaban haciendo ofertas ridículas.

Nos explicó que el reloj estaba Inmaculado, pues apenas lo había usado un par de veces, al parecer le quedaba un poco grande y el precio que nos dio fue de 110 euros que nos pareció bien y con los portes y la comisión de Wallapop se puso en 122 euros.

Y es verdad que el reloj estaba como nuevo, apenas nos privamos de quitarle los plásticos, ya sabéis, ese fetichismo de estrenar un reloj, pero bueno, como ya lo hemos hecho muchas veces tampoco es que lo echáramos de menos

Orient Kano, Un reloj automático con un calibre fabricado por la propia marca.

Lo primero que pensé cuando lo tuve en la mano, fue lo de siempre, te amo Orient. ¿Quién más puede vender un reloj “in house”, con esta calidad y por este precio? ¿Qué otra marca de relojes se ocupa íntegramente del diseño y la producción, incluido el calibre o movimiento de su relojes y luego los vende por menos de 200 euros? Repito con esta calidad de diseño, materiales y acabados.
Yo creo que ninguna.

Caracteristicas y especificaciones del Orient Kano

Es un reloj analógico de tres manecillas, fechador, día de la semana y bisel giratorio. No diré que es un diver o reloj de buceo, más que en su aspecto, pues funcionalmente es nulo para el buceo. Tiene un peso de 108 gramos

No lleva lumen en el triángulo del bisel y al no tener esa referencia es inservible para esa actividad. Es una pena porque por lo demás, corona y tapa roscadas, resistencia de 20 bares o 200 metros, sería perfectamente funcional como reloj de buceo pero, al no iluminar el bisel, este reloj deja claro que no está pensado para los profesionales del buceo.

Yo como no lo soy, no es que me importe demasiado, pero también pienso que no les hubiese costado tanto poner una gota de lumen ahí, sobre todo después de ver la calidad de la pintura luminosa que emplea Orient en sus relojes.

Orient Reloj Analógico para Hombre de Automático con...
  • Analógico en caucho para hombre
  • Automático
  • Deportivo
  • Negro y negro
  • Wr 200mt

Me gusta mucho su esfera negro mate. No sé si los relojes oscuros me persiguen o si los persigo yo a ellos, pero aquí está otro más con el dial negro y la verdad es que me encanta.

Debajo de las 12 vemos el logo de la marca, que no es aplicado, pero se le ve cierto relieve. Además brilla mucho en un color acerado que contrasta notablemente con el negro mate de la esfera.

Debajo vemos el nombre de la marca pintado en blanco y en un siguiente renglón letra clásica en cursiva la leyenda “automatic”.

Encima de las 6 vemos “water resist” en la misma tipografía clásica y abajo 20 bares en otro tipo de letra más moderna.

Debajo de las 6 podemos leer “movement japan” y la referencia del calibre, a duras penas, pues la tipografía es minúscula.

Lleva los marcadores de los segundos o minutos pintados en el perímetro de la esfera y los de las horas son aplicados, con forma rectangular, doble a las 12 y recortado a las 3.

Están cubiertos de una pasta luminosa de una calidad sobresaliente, de un color verde que brilla tanto que me deja ojiplático. 

Vemos que a las 3 lleva un corte más largo de lo habitual, pues este reloj es day-date. Además del día del mes, también te dice el día de la semana, que no es algo que eche de menos en ningún reloj, más bien diré que prefiero que no lo lleven, pero bueno, en este caso, tampoco le queda tan mal.

Lo que sí deberían bajo mi punto de vista es invertirlos a negativo, quedaría mucho mejor integrados con el fondo negro y el número blanco, aunque quizás se vieran peor.

Por contra, me gusta es que el día de la semana se puede ver en inglés o español y que el domingo lo marca en rojo, dándole un aire especial a ese día, que para unos será del señor y para otros simplemente festivo, pero especial en cualquier caso.

Otra cosa que no entiendo muy bien es que le hayan pintado esas dos rayas arriba y abajo, tampoco es que le queden mal, pero le dan un aspecto de reloj barato. No me parece la solución más ingeniosa, aunque ya digo que estéticamente no me molesta. Aun así, creo que le sobran esas dos rayas pintadas en blanco. Supongo que sería la solución más barata para integrar esas dos complicaciones.

En este caso sí prefiero sacrificar la funcionalidad, por la estética. Que se vieran peor, pero que estuvieran mejor integrados en esa esfera negro mate.

La minutera y la horaria surgen del centro. Son negras al principio, pero enseguida muestran el mismo acabado que los índices de las horas, un perfil mate de color claro y rellenas de buen Lumen.

Tienen forma de espada, más bien de gladius diría y la horaria tiene una decoración que le da forma de diamante en la punta. Divide el Lumen para una mejor identificación y supongo que ese es su propósito más que el decorativo, distinguir bien en la horaria de la minutera, en la oscuridad.

La trotadora o aguja de los segundos me parece chulísima, con ese acabado plateado muy brillante y esa forma clásica. Tiene mucho contrapeso y esta acabada en forma de dardo más que de flecha. En el triángulo que conforma previo a la punta, también lleva lumen, por lo que se puede decir que consultar la hora en cualquier circunstancia, es de lo más fácil pues, tanto de día como de noche, este reloj se ve realmente bien.

Este dial no lleva rehaut por lo que podemos ver el color metálico del interior de la caja, ascendiendo verticalmente hasta encontrarse con el cristal.

Llegamos al bisel, para mí la parte más atractiva de este reloj. Ese color, no sé si decir burdeos o granate, en ese acabado satinado, apenas reflectivo, pero lo suficiente para contrastar con el negro mate que lo rodea tanto en la esfera como en la correa de caucho.

Alterna cada 10 minutos barras y números arábigos, salvo a las 12 donde lleva el clásico triángulo de los Divers. Disfuncional en este caso por no llevar ni una gota de pasta luminosa y la verdad es que no lo entiendo Orient.

No es que lo vaya a sumergir, como mucho en la ducha, pero esa carencia hace que lo aprecie raro. Es un diver, pero no, ya ves tú, por esa tontería. Me gustaría entender qué tenía en la cabeza el equipo que diseñó este reloj.

No entiendo que no le pusieran una gota de esa maravillosa pintura luminosa que emplea Orient ahí, aunque luego no lo usemos nunca, lo cierto es que así, está incapacitado para su uso sin luz y eso no mola.

El estriado que tiene hace muy fácil su agarre y su deslizamiento es delicioso, de reloj más caro, su tacto es magnífico, eso sí, demasiado blando para mi gusto, pero al no ser un diver es perfecto. Es un bisel unidireccional y de 120 clics.

Es mineral y no de zafiro. Una pena, pues un poco más caro y con ese extra yo creo que lo hubiésemos preferido todos. Lo que no entiendo es por qué al kamasu sí le ponen cristal de zafiro y a este no.

Es roscada, grandota, de buen agarre y manipulación. Su tacto es muy agradable y tiene muy buen retorno de información. Enseguida notas si estás en la primera posición, recién desenroscada, cuando su función es la recuerda al reloj.

La siguiente posición es para el cambio de fecha.

La última posición es la del cambio de hora. Como veis, este calibre incorpora parada de segundero. El tacto en cualquiera de sus posiciones es muy agradable, sobre todo al darle cuerda se siente muy bien desmultiplicado y con una sensación como arenosa al girar la corona. Me encanta.

Aunque su acabado no sea lujoso en absoluto, ese grabado a láser del logo de la marca tampoco ayuda, lo cierto es que su manipulación es de lo mejor que tengo con mucho feedback y eso es algo que valoro mucho.

Además, externamente está protegida por la caja que conforma unos apéndices a ambos lados para esta función.

Hablando de la caja, hubiese preferido que el acabado del lateral también fuese cepillado, como las asas por arriba. Ya sabemos lo expuesta que está a la panza del reloj a los micro rayazos y bueno, estéticamente es muy chulo el pulido a espejo, pero en la práctica…

Es el F-692, un movimiento automático que permite el remonte manual, que incorpora parada de segundero y que trabaja a 21.600 alternancias horas, con una reserva de marcha de más o menos 40 horas

Es roscada y de acero. El acabado un pobre grabado a láser con los dos delfines entre olas sobre una superficie cepillada, que también acogen su perímetro referencias y leyendas propias del reloj, entre otras, su calibre del que no he hablado. 

La correa es de caucho, de un tacto gomoso. Distinto a los Casio que es un tacto más a plástico. En la práctica no sé cuál resultará mejor, pero de entrada me gusta más esta, se siente como más cálida y natural.

Tiene tres pliegues cerca de las asas que permiten cierta flexibilidad ante un enganchón. La trabilla que lleva es móvil, muy ancha, pero también muy práctica. Sujeta el sobrante de la correa justo donde quieres.

Lo que no lleva son pasadores de liberación rápida y otra cosa que tampoco me gusta demasiado es que la hebilla no lleve grabada la marca, externamente me refiero. Sí lleva un troquelado por dentro y bueno, no es muy importante pero prefiero que las correas originales muestren la marca en un sitio visible en la hebilla.

Hablando de correas, estoy más que seguro que muchos de vosotros no compraríais nunca este reloj por el hecho de no llevar brazalete de acero. Lo cierto es que en esta combinación de colores bisel granate y esfera negra, solo lo ofrecen así, con correa de caucho, pero casi todos los demás colores llevan armis o brazalete, como lo quieras llamar. Aunque, os confieso que eso no solo no me importó sino que lo prefiero así, no me seducen los armis con el end-link hueco.

Si decido ponerle un brazalete, prefiero comprarle uno de más calidad que el que suele venir de serie en estas piezas.

Lo que no me gusta de este Orient Kano

Pocas cosas. Preferiría cristal de zafiro, también la falta de Lumen en el bisel y la hebilla sin firma externa de la marca, pues no me gusta demasiado. También preferiría que el day-date fuera en negativo y que llevase pasadores de liberación rápida, pero bueno, esto son detalles un poco pijoteros.

Lo que si me gusta de este Orient Kano

Una legibilidad destacable, un lumen excelente, una calidad de materiales y acabados notable y un diseño propio que, pareciéndose a muchos, no copia a nadie.

Este es un reloj “in-house” de muy buena factura con un precio asequible. ¿Quién más que Orient puede dar todo eso por menos de 200 euros? a este nivel me refiero. Relojes más baratos hay mil, pero con estas características y esta calidad, muy pocos.

Si hiciéramos un concurso para encontrar el mejor reloj automático de carácter deportivo, por menos de 200 euros yo creo que este reloj quedaría muy arriba el kamasu o el New Tritón de la misma marca no entrarían en esa lista pues son más caros.

Y ya nada más, hasta aquí la reseña de este Orient Kano RA-AA0011B19B. Muchas gracias, como siempre, por estar ahí. Un saludo del  equipo y hasta pronto!

Medidas del Orient Kano RA-AA0011B19B

Lug to lug:
50 mm

Ancho entre asas:
22 mm

Grosor:
12.9 mm

Diámetro:
44 mm

Pros y Contras del reloj Orient Kano

Pros

A favor de este reloj.
  • Valor por precio
  • Funcionalidad
  • Corona roscada
  • Resistente al agua 200m
  • Calibre Japonés Orient F-692
  • Control de calidad

Contras

En contra de este reloj.
  • Falta gota de lumen en el visel
  • Cristal Mineral

¿Te gusta nuestro contenido?

Mantente al día

0 0 votos
Valora esta reseña
Suscríbase
Notifícame cuando
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Otras reviews de relojes